En su debut en Las Ventas… Alejandro Adame, ovación con el valor de una oreja

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp

ADIEL ARMANDO BOLIO

Desde la capital de España nos informa el colega y amigo Emilio Méndez sobre el debut con caballos en el coso Monumental de Las Ventas del novillero de Aguascalientes Alejandro Adame este viernes 1 de octubre de 2021 dentro de la Feria de Otoño, sin duda, el compromiso más importante de su carrera. 

Era la tarde en la que sabía que había que “echar la moneda al aire”, darlo todo y algo más. Alejandro hizo el paseíllo con Alejandro Fermín e Ignacio Olmos para lidiar un encierro de López Gibaja con un gran número de mexicanos en los tendidos, ganaderos, matadores de toros y aficionados que no se quisieron perder esta cita.

ALEJANDRO ADAME BORRA CON LA ESPADA SU IMPORTANTE FAENA AL TERCERO 

El aquicalidense fue por todo en su debut como novillero con picadores, demostrándolo en el quite por chicuelinas con el que se presentó en el novillo de Ignacio Olmos. Así lo confirmó en el recibo a su serio primer astado, que empujó en el capote y lo aprovechó el mexicano para dejarle alguna verónica a pies juntos. En el caballo, lo dejó en largo, el de López Gibaja se arrancó y lo agarró bien Óscar Bernal. No desaprovechó Fermín su turno en quites y optó por saltilleras que tuvieron eco en el tendido. Eléctrica fue la apertura de faena del más pequeño de los Adame, que le cambió el viaje por la espalda en el centro del ruedo para después ponerse a torear por el pitón derecho. Tuvo movilidad, prontitud y obediencia el animal y lo aprovechó el acalitense en una tanda derechista que culminó con un pase de pecho que conectó al tendido con la faena. A partir de ahí, llegaron dos tandas por el izquierdo que tuvieron hondura, con el novillo yendo a las telas y con el único lunar de los enganchones, pero siempre estuvo en el sitio correcto y con una gran actitud. Hubo dos remates en forma de trincherilla que sintió y mucho Adame. El final por alto tuvo, sobre todo, intención. La estocada no sirvió para que el animal rodara y el uso del descabello fue para olvidar.

ADAME SE TOPA CON EL IMPOSIBLE SEXTO 

El que cerró plaza acudió al caballo con la cara muy alta en un tercio de varas muy desordenado. Fermín intentó lucirlo en variado quite, con mucha disposición. Brindó Adame al matador de toros Eulalio López “Zotoluco” y al ganadero don Pepe Marrón, agradecido por todo el apoyo recibido. Ya con la muleta, el animal se puso áspero y complicado, pegando tornillazos, derrotando y los continuos enganchones que no ayudaban a mejorar su lucimiento. Se puso Adame con tal complejo material, pero todo su esfuerzo fue en vano. Con los aceros no estuvo muy acertado. Al final, el respetable reconoció la actitud y las buenas sensaciones que dejó Alejandro Adame despidiéndolo con una ovación. 

FICHA: 

Plaza de toros de Las Ventas. Cuarta de la Feria de Otoño 2021. Novillada con picadores. Novillos de López Gibaja: Justo de fuerza el primero, le faltó motor y emoción; tuvo genio el segundo, levantó mucho la cara en las salidas y no fue nada agradecido; tuvo el tercero, movilidad, prontitud y fue obediente, fue aplaudido en el arrastre; muy parado, faltó de raza y motor al soso cuarto; parado, descastado y con escasa raza el quinto; y el sexto fue imposible. 

Alejandro Fermín: Silencio y silencio. Ignacio Olmos: Silencio y silencio. Alejandro Adame: Ovación y silencio.