Afirma Mario del Olmo… Vamos paso a paso, sin correr 

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp

ADIEL ARMANDO BOLIO

Desde el municipio poblano de San José Chiapa llegó a los corrales de la Monumental Plaza México el encierro de la ganadería debutante en la novillada nocturna del pasado viernes 4 de febrero de 2020, la de Núñez del Olmo, con divisa en rosa mexicano, azul rey y rojo, enclavada en el rancho Las Cuevas, propiedad del matador de toros en el retiro Mario del Olmo González y de don Enrique Núñez Quiroz y, lo hizo triunfando sin discusión, pues el hato lidiado tenía presencia, edad, dos de los astados recibieron arrastre lento y al final ambos ganaderos dieron la vuelta al ruedo con el novillero lagunero Arturo Gilio.

Precisamente sobre la presentación de esta dehesa (antes Vicencio) y del juego de sus astados, logramos platicar vía telefónica con uno de ellos, el diestro Mario del Olmo y, esto fue lo que nos dijo:

“La verdad es que estamos contentos pues se obtuvieron resultados positivos como el que a dos de los seis ejemplares se les diera arrastre lento, es decir, al tercero y el sexto, el lote de Arturo Gilio, además de la vuelta al ruedo que dimos con él tanto Enrique como yo. Hubo tres que no nos llenaron, pero, repito, el resultado ha sido halagador y estamos ciertos de que hay que seguir trabajando para mejorar”.

¿Cuál es la ascendencia (reata) del encierro que lidiaron?

“Tuvo dos vías. Una que algunos vinieron de vacas nuestras con un semental de La Estancia, como el tercero, el berrendo en castaño aparejado, ‘Artista’ de nombre y, otros que vinieron de un semental original de Vicencio, como el sexto, el negro entrepelado y axilado, llamado ‘Arquitecto”, siendo ambos astados los del arrastre lento”.

Tú sabes lo que es el triunfo como torero en esta plaza y ahora que lo viviste como ganadero ¿qué opinas?

“La presión es grande, desde la elección del encierro, saber de las notas de tienta, de que madres y que sementales vienen, de los empadres, de la importancia del embarque y la llegada para el desembarque en la plaza. De ahí que tanto Enrique como yo siempre tenemos la esperanza, a la par del nervio, de que todo salga bien.

Uno como yo, que fui torero, pues estando en el ruedo se busca la manera de resolver el momento, pero ahora como ganadero, estando desde nuestra posición se siente impotencia, pero al final de cuentas es bonita esta otra emoción y, más, cuando vienes a debutar a la Monumental Plaza México y en un día tan especial como lo es este serial del aniversario del coso”.

Se vive todo distinto -añade Del Olmo-, “sobre todo, cuando nos hicimos ganaderos de manera circunstancial hace siete años. La de nosotros no es una ganadería larga, pero cada cría que tenemos la cuidamos con todo esmero y cuando hay que echar para adelante se tiene que hacer, como esto de México, era una corrida que teníamos puesta para la provincia, pero nos la pidieron para la novillada y ahí están los resultados. Vamos paso a paso, sin correr”.

De lo que han logrado entonces Enrique y tú en estos siete años ¿están satisfechos?

“La verdad es que sí, pero ello no hubiera sido sin la ayuda que hemos recibido de varios ganaderos a través de sus consejos, asesorías y apoyos, de ahí que les estamos Enrique y yo más que agradecidos”.

Finalmente, Mario nos hizo saber que ya preparan una corrida de toros para lidiarse en la provincia dentro de poco más de cuatro meses. ¡Enhorabuena y suerte ganaderos!

Foto: Maestro Ángel Sainos