Al frente del coso cedralense “Frascuelo”… La empresa “Cantauro” cumple 10 años

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp

ADIEL ARMANDO BOLIO

El reciente domingo 19 de diciembre de 2021, dentro del gustado programa radiofónico “De Todo Menos de Futbol”, mismo que se trasmite en la Ciudad de México de las 11:30 a las 12:30 horas por la estación “Romántica”, en el 1380 de amplitud modulada, perteneciente al Grupo Radiorama, así como por sus redes sociales, sus conductores, Fernando Rosique, Gustavo Mares y quien esto escribe, entrevistaron vía telefónica al empresario taurino, altruista y político Manuel Antonio Azcona Segovia, quien actualmente maneja la legendaria y más que centenaria plaza de toros “Frascuelo” de Cedral, San Luis Potosí.

El motivo más que nada de la charla con el reconocido taurino cedralense es que en este 2022 que está por iniciar estará cumpliendo 10 años ya de estar de lleno al frente del mencionado coso que, según nos lo cuenta Azcona Segovia, de acuerdo a lo que cuenta la historia, fue acabado de construir en 1860 y que para inaugurarlo contrataron al famoso diestro granadino Salvador Sánchez Povedano “Frascuelo”, por lo que ese fue el motivo de que la plaza se llame así, “Frascuelo”.

Fue entonces, nos dice el empresario de ascendencia ibérica, que fueron cinco las familias de origen español que levantaron la plaza de toros con recursos propios, además de que una de ellas, la suya, la Azcona, de Santander, que gustaba de la Fiesta de los Toros, llegó a tener gran amistad con el célebre ganadero de toros de lidia sevillano Conde de la Maza, don Leopoldo Sainz de la Maza y Falcó, aparte de que según registros históricos hacen saber que en 1898 ya un miembro de la familia Azcona se hacía cargo del montaje de festejos taurinos en Cedral.

De ahí que desde 2012, luego de los malos manejos de otras organizaciones, apunta don Manuel Antonio Azcona Segovia, es que decidió crear la empresa “Cantauro” para hacerse cargo del manejo total del coso “Frascuelo”, inclusive dándose a la ardua tarea de renovarla para seguir dando con toda la categoría y seriedad la acostumbrada corrida de la Feria de Nuestra Señora de la Asunción el día 14 de agosto de cada año.

En el remozamiento de 2018, indicó Azcona Segovia, era tener un bello callejón, mismo que inauguraron Uriel Moreno “El Zapata”, Fabián Barba y Arturo Saldívar, con toros de Barralva, parecido al de la plaza malagueña de Ronda, con dos metros de ancho, reduciendo por ello el diámetro del ruedo de 47 a 45 metros, además de tener nuevos corrales, elevar las bardas perimetrales a seis metros de altura y modificar la fachada para convertirla en una réplica de la fachada de la hacienda que ha sido de su familia, así como contar con enfermería, patio de cuadrillas, capilla y una zona escultórica, aparte de aumentar la capacidad en el aforo de la plaza de tres mil 500 a cinco mil espectadores.

Así se llegó a agosto de 2019 para su gran reinauguración, la cual fue con el cartel que integraron Joselito Adame, Diego Silveti y Leo Valadez, con toros de Begoña.

Sin embargo, Manuel Antonio reconoce que el camino no ha sido fácil ya que se ha visto en la necesidad de hacerle frente a la burocracia y de ver cómo las promesas y los apoyos económicos no se cristalizaron como debiera.

Aun así, el ánimo de Azcona Segovia no decae y se mantiene en la línea positiva de seguir haciendo fiesta con carteles de categoría, pero, sobre todo, presentando encierros de irrefutable trapío, como el de El Vergel en 2016, el de José Julián Llaguno en 2017, el de Barralva en 2018, el de Begoña en 2019 y el de Real de Saltillo en 2021.

Es por ello que, ahora, para 2022, cuando se cumplirán 10 años de que surgiera la empresa “Cantauro”, que dirige Manuel Antonio Azcona Segovia, tiene varios planes para celebrarlos a lo grande y entre ellos está el montar un serial novilleril de dos festejos de lujo a finales de mayo o principios de junio, tal y como lo hizo en abril de 2019, así como el montaje de la tradicional corrida de feria del 14 de agosto con un cartel de polendas.

DATO

“Cantauro” se ha significado por presentar encierros de buen trapío, como los de El Vergel, José Julián Llaguno, Barralva, Begoña y Real de Saltillo