En #SLP… Leo Valadez fue el triunfador al cortar dos orejas

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Ante casi tres cuartos de entrada en la plaza de toros ‘El Paseo’, por fin se dió la corrida de toros con motivo de los festejos de San Luis Rey, que había sido postergada en dos ocasiones debido a la pandemia.

Leo Valadez con dos orejas del que cerró plaza y Arturo Macías una del que abrió fueron los triunfadores del festejo, ‘Calita’ tuvo dos salidas al tercio, ante un encierro bien presentado de Claudio Huerta.

Después del paseíllo se entregó un reconocimiento al matador hidrocálido Arturo Macías el “Cejas” por cumplir en este festejo sus 500 corridas como matador de toros.

EL FESTEJO

Abrió plaza “Empresario” de 475 kilos de la ganadería de Claudio Huerta, astado de escasa calidad y ante el cual Arturo Macías realizó una faena de valor; el toro lo prendió en dos ocasiones sin mayores consecuencias, mato de tres cuartos de estoque que le mereció una oreja.

“Don Joaquín” de 462 kilos fue el segundo de la noche un astado de mucha mejor presencia al cual Ernesto Javier “Calita” lidió de buena forma con el capote, la cuadrilla se lució con las banderillas. La faena de muleta la inició con un pendulo de rodillas en donde el toro hizo por él y lo prendió sin mayores consecuencias. Ernesto Javier regresó y cuajó la faena, mató de estocada delantera, el juez negó la oreja y el “Calita” saludó desde el tercio.

En tercer lugar saltó al ruedo “Abogado” de 530 kilos, Leo Valadez brindó al “Cejas” cubrió con más voluntad que precisión el segundo tercio, realizó una faena con aires tremendistas, pinchó, para después arrancarse de muy largo para dejar tres cuartos tendidos, se eternizó con el estoque corto, escuchó un aviso y se retiró entre leves palmas.

“Va por ti” con 490 kilos fue el cuarto de la noche al que el “Cejas” recibió con faroles de rodillas, quito por chicuelinas, con la muleta realizó una faena valerosa y variada, mató de media y descabello, escuchó un aviso y también se retiró entre leves palmas.

Ernesto Javier lidió a “Potosino” de 505 kilos en el lugar de honor, paso inadvertido con la capa y apenas si lo picaron, con la muleta “Calita” cuajó una faena de calidad, sin aspavientos, pinchó y mató de estocada, tuvo ligara petición de oreja, de nuevo saludo desde el tercio.

Cerró plaza “Abuelo” de 490 kilos, con el que Leo Valadez puso de cabeza a la plaza con su toreo de capa y después con las banderillas, con la muleta continuó con la faena variada que y como mató de estocada le otorgaron una oreja y por petición de la gente se le concedió la segunda.